No hay nada que esta ciudad no tenga. Es el centro de casi todo y el lugar en el que estar si quieres triunfar a lo grande, vivir como si estuvieras en una peli y nunca hacerte mayor. Una vez que la visites empezarás a inventarte excusas para regresar. Es irresistible.